Cómo hacer frente a la bajada de temperaturas para ahorrar energía en casa

/COMUNICAE/

Aldro Energía enumera los consejos para que estos días de frío no supongan un pico de consumo y gasto en la factura. Cada grado por encima de los 21ºC supone un consumo de energía un 7% superior

El tiempo estable y soleado de los últimos días da paso a una borrasca que acabará con el tiempo primaveral justo a escasos días del inicio de esta estación, que parece que solo se reflejará en el calendario. La Agencia Estatal de Meteorología estima que se va a producir una invasión progresiva de aire frío en altura acompañada de la entrada de vientos del norte y noreste en superficie, que provocará condiciones invernales en gran parte de la península y Baleares.

Vientos intensos, bajada considerable de las temperaturas, especialmente las nocturnas, precipitaciones y nevadas en zonas de montaña y en cotas inusualmente bajas del interior peninsular. Este es el panorama al que se enfrenta la mayor parte del país, un temporal invernal que ya parecía olvidado. Es por ello que desde Aldro Energía enumeran los consejos a seguir para hacer frente a esta bajada de temperaturas ahorrando energía.

¿Apagar la caldera por la noche? Cuando hace mucho frío en el exterior es muy común intentar crear un clima cálido en el hogar, pero es recomendable mantener la temperatura constante, y es que cada grado por encima de los 21ºC supone un consumo de energía un 7% superior. Si se decide dejar la calefacción por la noche, en ningún caso debe superar los 16 grados.

Poner la temperatura del termostato más alta no hará que se caliente la casa más rápido. Para no notar la vivienda muy fría por las mañanas o al llegar de la calle, se aconseja, siempre que sea posible, el encendido automático media hora antes para que así se hayan caldeado las estancias.

Di no a secar la ropa en los radiadores. Puede resultar bastante común cuando hace frío y llueve, pero al hacerlo se obstaculiza el calor y de esta forma solo se ralentiza su extensión hacia el resto de la casa, haciendo que tarde mucho más en subir la temperatura.

Tapa las fugas de calor. Las entradas de aire hacen que se cuele el frío impidiendo que la temperatura no sea todo lo cálida que a veces se quiere. Por ello es recomendable colocar burletes en puertas o ventanas para taponar las filtraciones de aire, que pueden ser de caucho, silicona u otros materiales.

Mantenimiento contra imprevistos. La mayoría de las calderas se estropean en época de frío ya que es cuando más trabajan; por eso resulta indispensable tener contratado un buen servicio de mantenimiento que garantice el perfecto estado de las instalaciones y permita estar cubiertos ante cualquier imprevisto y resolverlo en el menor tiempo posible.

Vístete con ropa cómoda, pero de abrigo para estar en casa. La tendencia es llevar prendas más finas debido al calor que se acumula en la vivienda, pero es más eficiente vestirse con prendas más abrigadas que permitan reducir unos grados la calefacción.

Ventilar la casa sí, pero en horas de más calor. 10 minutos son suficientes para renovar el aire de las diferentes habitaciones.

Ante esta bajada de temperaturas generalizadas, los expertos de Aldro Energía recomiendan seguir estos sencillos consejos individuales con los que evitar que se dispare el consumo de la energía y por consiguiente, la factura de la luz.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico